ARTRITIS REUMATOIDE

La artritis es un proceso degenerativo de las articulaciones. Aunque no es una enfermedad que típicamente acorta la vida, con certeza causará dolor significativo si no se la trata. La artritis reumatoide también puede ser severamente incapacitante.

En los pasados 20 años hubo gran interés entre los investigadores sobre el papel del estrés oxidativo en el desarrollo de la artritis. Muchos de los estudios no han separado a la artritis reumatoide y la osteoartritis (artritis degenerativa) cuando se observa las reacciones de los radicales libres y estas enfermedades. La información proporcionada aquí es consecuente con un artículo de reseña amplio escrito por el Dr. Henrotin en 1992 respecto al estrés oxidativo y cómo éste está involucrado en la enfermedad inflamatoria de la articulación. Varios estudios recientes han establecido además que el estrés oxidativo es la causa admisible de estas enfermedades, lo que apoya, por lo tanto, al tratamiento recomendado.

Cuando los investigadores estudian el líquido de la articulación extraído de una articulación inflamada, ellos notan un incremento significativo en el número de radicales libres excesivos. En contraste, el líquido de una articulación normal no presenta radicales libres. Los estudios han mostrado un incremento de riesgo significativo de desarrollar artritis reumatoide en aquellas personas que tienen niveles bajos de vitamina E, beta caroteno y selenio. La investigación ha resaltado aún más los niveles bajos de vitamina D y vitamina C en pacientes que sufren la enfermedad severa de la articulación y en aquéllas en las que la enfermedad evoluciona mucho más rápidamente de lo normal.

En la Facultad de Medicina, enseñan que las enfermedades autoinmunológicas eran el resultado de un sistema inmunológico sobreactivo, puesto que el cuerpo básicamente estaba atacándose a sí mismo. Consecuente con mi entrenamiento, casi todas las terapias médicas que los doctores ofrecen a los pacientes que padecen de una enfermedad autoimmunológica, están basadas en esta premisa. Es por esto que se indica a la mayoría de los pacientes que tomen medicamentos quimioterapéuticos, que principalmente suprimen el sistema inmunológico. Los medicamentos como Metotrexato, Plaquinil e Immuran son unos cuantos de los medicamentos potentes que son empleados. También se utiliza los corticoides, como la Prednisona, no solamente porque tienen cualidades antiinflamatorias fuertes, sino también porque suprimen el sistema inmunológico. Sin embargo, en la esclerosis múltiple estos medicamentos no han sido demasiado exitosos.

El sistema inmunológico está diseñado para ser nuestro protector confiable. Siempre está probando al ser (el cuerpo propio) mientras busca al no-ser (cualquier sustancia extraña o célula anormal). Cuando el sistema inmunológico encuentra un virus, una bacteria o cuerpo extraño, lo destruye y lo elimina del cuerpo. Sin embargo, en enfermedades autoinmunológicas, el sistema inmunológico en realidad se ataca a sí mismo en lugar de atacar a una sustancia extraña. Si ataca el espacio de la articulación, una persona es diagnosticada con artritis reumatoide. Si ataca los intestinos, se manifiesta como la enfermedad de Crohn o como colitis ulcerosa. Cuando el tejido conectivo es atacado, una persona puede terminar con escleroderma o lupus. Si la capa de mielina alrededor del nervio es el objetivo, sobreviene la esclerosis múltiple.

En el caso de las enfermedades autoinmunológicas, nuestro sistema inmunológico no es capaz de distinguir entre el ser y el no-ser. Al estar confundido, el cuerpo está esencialmente destruyéndose a sí mismo. Junto con los tratamientos tradicionales, se recomienda a pacientes con esclerosis múltiple comiencen con un programa agresivo de suplementos nutritivos. Al hacerlo, no solamente estoy coadyuvando a la construcción de sus propios sistemas de defensa antioxidante NATURAL, sino que estoy construyendo su propio sistema inmunológico NATURAL.

Su sistema inmunológico se confunde menos y comienza a reconocer al “ser” nuevamente. Esto significa que el sistema inmunológico identifica de inmediato a los invasores externos –no ataca tanto al “ser”-. Además, el sistema de defensa antioxidante de los pacientes también se fortifica hasta equilibrar el tremendo número de radicales libres que están siendo producidos. Esto trae nuevamente bajo control a la causa principal del daño, el estrés oxidativo. Por lo tanto, es absolutamente primordial que haga que los pacientes tomen la combinación de antioxidantes más potente disponible.

¿Estoy promoviendo medicina alternativa? Absolutamente no. Nunca hay que dejar los medicamentos recetados. Los suplementos nutritivos se utilizan siempre en colaboración con el régimen médico actual del paciente. Ellos no solamente toleran sus medicamentos mejor, sino que los suplementos nutritivos en realidad realzan el efecto de las drogas.

Recomendaciones Mínimas

Suplemento Nutricional Desayuno Comida Cena
Suplemento Antioxidante
Suplemento de Minerales
Ácidos Grasos Esenciales
Extracto de Semilla de Uva
Coenzima Q10

Recomendaciones Óptimas

Suplemento Nutricional Desayuno Comida Cena
Suplemento Antioxidante
Suplemento de Minerales
Suplementos de Calcio/Magnesio
Ácidos Grasos Esenciales
Extracto de Semilla de Uva
Coenzima Q10
Sulfato de Glucosamina
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: